MGSpS

Asociadas y Asociados

¿Quién es un/a Misionera Guadalupana/o Asociado/a?

La Espiritualidad de la Cruz, la Presencia y Mensaje Liberador de Nuestra Señora de Guadalupe, es lo que sostiene e impulsa la identidad más profunda de las Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo.

Los Misioneros/as Guadalupanas del Espíritu Santo Asociados/as (MGSpSA), son un Organismo Internacional privado, vinculado al Carisma Sacerdotal-Guadalupano.

A este Organismo pueden pertenecer laicos y laicas, sacerdotes y diáconos que desean y aman la espiritualidad Sacerdotal-Guadalupana y quieren crecer en ella viviendo y promoviendo el Carisma desde su condición de vida, deberes y circunstancias. Este compromiso se hace mediante una Promesa, después de haber hecho un discernimiento acompañado por una MGSpS y/o un/a MGSpSA.

En síntesis, ¿Qué es el Carisma Sacerdotal-Guadalupano?

“Es el seguimiento de Cristo Jesús Sacerdote, al impulso del Espíritu, con la Pedagogía de Nuestra Señora de Guadalupe.” (H. Mateo, MGSpS)

Nuestros Orígenes

«En un hermoso atardecer del otoño de 1914, en tierras del norte, tres señoritas: Celia Acuña, Emilia Casillas, y Manuela Saucedo determinaron dedicarse de lleno al apostolado entre los pobres, enseñando el catecismo, pero sin desligarse de su familia. Felices de tal determinación ese mismo día, del 2 de noviembre en Saltillo, a los pies de la Sma. Virgen de Guadalupe en su Santuario, depositaron su resolución de consagrar su vida a la Catequesis. Este grupo de mujeres tal vez sin presentirlo, fueron como las raíces de una nueva familia en el seno de la Iglesia: Las Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo.» (Cfr. Por Amor a Mi Pueblo – Cap.1, Tomo I)

¿Quién es el Fundador?

Providencialmente, las tres señoritas se encuentran, el 16 de septiembre de 1923, con el Padre Félix de Jesús Rougier, MSpS, de origen francés, radicado en México. El acoge e imprime un sello peculiar a la incipiente obra: el de su propia fisonomía espiritual, su profunda experiencia de Dios y anhelo misionero. Funda nuestra familia religiosa con el nombre de Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo, el 15 de septiembre de 1930, en Morelia, Michoacán, México. (Cfr. Const. Fundamental 3)

Proceso de Ingreso

1. Edad mínima 21 años
2. Llevar un acompañamiento y discernimiento vocacional.
3. Desear participar en la espiritualidad y misión apostólica según el Carisma Sacerdotal-Guadalupano
4. Hacer una solicitud de admisión, por escrito, a la Hermana Provincial de las MMGSpS.