HOMILIA

Viernes de la 19ª semana del Tiempo Ordinario

APROVECHAR LA HISTORIA

Viernes de la 19ª semana del Tiempo Ordinario

Por Pbro. José Esteban Rosado, M.Sp.S.

Transcrito por Hna. María Candelaria Hernández Estrada, M.G.Sp.S.

Julio 12, 2016 –

 

      APROVECHAR LA HISTORIA

 

Argollas De Matrimonio/ Mateo 19,3-12. Digital image. Matrimonio Y Divorcio on Emaze. N.p., n.d. Web. 22 Oct. 2016.

Argollas De Matrimonio/ Mateo 19,3-12. Digital image. Matrimonio Y Divorcio on Emaze. N.p., n.d. Web. 22 Oct. 2016.

Ezequiel 16,1-15.60.63

Salmo: Isaías 12,2-3.4bcd.5-6

Mateo 19,3-12

 

 

El día de hoy, el Señor nos invita como a tomar conciencia de todo lo que él ha venido realizando a lo largo de nuestra vida, cuando dice: «Ay de ti Corazaín, Ay de ti Betsaida», podríamos poner nuestros nombres, el nombre de cada uno de nosotros.

 

¿Cuántas personas quisieran, por ejemplo, tener la Eucaristía todos los días en dónde están? Y no es así, por la distancia, por la pobreza en la que se vive y nosotros lo tenemos a nuestro alcance.

 

¿Cuántas personas quisieran poder saber leer, para conocer la Palabra de Dios y orar con la Palabra de Dios? Y no pueden hacerlo, porque no saben leer y no saben escribir, en fin y así muchas cosas que el Señor nos ha dado a lo largo de la vida.

 

Quisiera nada más hoy, invitarles a escuchar una palabra del Papa Francisco cuando vino a México, dice así: «Es importante tener una mirada atenta y cercana, no adormecida a nuestra vida, (se refiere a nuestra historia). Les ruego no caer en la paralización de dar viejas respuestas a las nuevas demandas de nuestro mundo. Su pasado es un pozo de riquezas donde excavar, que puede inspirar el presente, que nos puede dar ideas nuevas y puede iluminar nuestro futuro».  Pero para eso, es importante ser conscientes del pasado de riquezas que tenemos, de lo que Dios nos ha dado a lo largo de la vida. «¡Ay de ustedes – dice al Papa – si se duermen en sus laureles! Es necesario no desperdiciar la herencia recibida, es importante custodiar la herencia recibida con un trabajo constante. Están asentados – cada uno de nosotros – están asentados sobre espaldas de gigantes: obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, fieles hasta el final, que han ofrecido la vida para que la Iglesia pudiese cumplir su propia misión. Desde lo alto de este podio están llamados a lanzar una mirada amplia sobre el campo del Señor para poder planificar la siembra, para poder esperar una buena cosecha.»[1]

 

Qué importante no desperdiciar lo que el Señor nos ha dado a lo largo de la vida, sino aprovecharlo para poder hacer consistente nuestro presente y poder iluminar nuestro futuro, solamente si valoramos lo que hemos recibido, solamente si aprovechamos lo que se nos ha dado a lo largo de la vida es como podremos vivir con solidez nuestro día de hoy y como podremos lanzarnos hacia delante.

 

Con esta actitud, les invito en nombre del Señor, a no cansarnos y con esta actitud celebrar y agradecer nuestra Eucaristía del día de hoy.

 

[1] Discurso del Papa Francisco en el encuentro con los Obispos de México. 13 de febrero, 2016.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Find Us on Facebook